miércoles, 18 de julio de 2012

LOS ANGELES VIENEN MARCHANDO..........

Suena extraña la política por estos días. Se parece a esas tormentas que se acercan lentamente pero que nos auguran un aguacero seguro. Podríamos decir que el epicentro es Scioli o Moyano. Un relámpago a lo lejos, algún trueno difuso pero amenazante, todos síntomas de la misma perturbacion. Una declaración de incondicionalidad y una foto con Mauricio Macri, un pedido de ayuda y una foto con Moyano. Así opera Scioli, pareciera que la ansiedad aqueja tanto a uno como a otro: Scioli y Moyano muestran los desacoples psicológicos que produce la cercanía de las elecciones. Moyano desnuda un cierto resentimiento y algo de misoginia, Scioli cree que esta es su oportunidad, azuzado por el multimedios que necesita un gobierno dócil para mantener los privilegios. Como tantos otros se prueban la ropa que suponen dejara Cristina, de esa manera se esfumaron las apetencias de unos cuantos; oficialistas y opositores. No es bueno contar cadáveres antes que termine el combate. Macri no habla, no aparece, no gestiona, no se sabe de su paradero. Para menesteres relacionados con la comunicación está Vidal, por lo menos articula mejor las palabras que victimizan al alcalde. Para eso la usa. Mientras estas primeras gotas salpican la arena política un grupo de legendarios se va acercando para intentar recoger alguna migaja si se diera la oportunidad. Son reservistas del fracaso, cargan con viejos resentimiento a la espera de alguna oferta que los devuelva a la actividad. Allí estaban y de allí los expulso el pueblo por una propuesta indecente: volver a los noventa. Como los perros que miran el asado que les esta prohibido, algunos nombres casi olvidados otean las rencillas de los que están en el ruedo. Tienen la esperanza que un silbido les diga que hay un hueso para ellos, siempre fueron serviciales, con una palmada y algo de prensa se conforman. Sin pudor se arriman al fogón intentando pasar desapercibidos. Das Neves, De Narvaez, Duhalde, los hermanos Saa, De la Sota, son pequeñas muestras de desterrados que están al servicio del mejor postor esperando un milagro. Hay muchos otros que tienen la virtud de la araña: el silencio y la paciencia. Saben que no es momento de hacer bulla, son temerosos del castigo por un acto de osadía fuera de tiempo o tal vez el amo les pidió discreción por el momento. Nuestra presidenta avanza imparable, inaugura tecnopolis, entrega la computadora número dos millones, otorga créditos blandos que le solucionaran la vida a miles de argentinos, negocia el precio del gas con Bolivia y para que nada quede bajo una alfombra oscurantista nos lo comunica por cadena nacional, para el rencor de algunos y la alegría de muchos. Así las cosas por estos extraños vericuetos que tiene la política. Moyano, el aliado de ayer hoy es opositor, perdió el olfato y se sienta maquillado a servir al periodista que lo desprecio, desde ese espacio muerde al gobierno que más hizo por los trabajadores. Scioli se parece cada día mas a Macri, pero por ahora no le da el cuero para jugar la individual. Macri no existe, por más que Vidal insista. Los demonios, confinados a la hoguera eterna del olvido estan atentos e inquietos, disfrazados de Ángeles ya vienen marchando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada